Alimentación primaveral de albaricoques: reglas básicas y consejos útiles.


Cualquier jardinero sabe que obtener los nutrientes a tiempo es la clave para la salud de cualquier cultivo, y el albaricoque no es una excepción. Para llevar a cabo correctamente el procedimiento de alimentación de este cultivo en la primavera, es necesario averiguar qué fertilizantes se requieren para esto, así como familiarizarse con las reglas para su introducción.

Los principales fertilizantes utilizados en la alimentación primaveral de los albaricoques.

Tanto los fertilizantes orgánicos como los minerales se utilizan con éxito para fertilizar los albaricoques.

Fertilizantes organicos

  • Compost: restos de plantas podridos (follaje, ramas que quedan después del corte, paja, etc.). Ayuda a mantener las cualidades fértiles del suelo, y también contribuye a una mejor absorción de nutrientes por parte de las plantas, especialmente minerales. Su uso es necesario si su albaricoque crece en suelos arcillosos pesados.
  • Estiércol y excrementos de aves. El uso de estos fertilizantes ayuda a enriquecer el suelo con nutrientes y mejorar sus cualidades como la permeabilidad al aire y la humedad. En primavera, estos fertilizantes se suelen aplicar en forma de soluciones.
  • Ceniza. Contiene mucho potasio, por lo tanto, es necesario aumentar la cantidad de azúcar en las frutas de albaricoque y la formación de semillas, y también promueve la formación de nuevos brotes.

Fertilizantes minerales

La fertilización asegura el correcto desarrollo de la planta.

  • Urea. Contiene nitrógeno en la composición, que es necesario para el crecimiento de la masa verde y los brotes jóvenes de albaricoque, y también contribuye a un aumento de la productividad. Se utiliza con éxito para el aderezo de raíces y foliares y como fertilizante independiente, y como componente de la mezcla de nutrientes.
  • Nitrato de amonio. Tiene las mismas propiedades que la urea, pero a menudo se usa en mezclas minerales para aderezo de raíces.
  • Superfosfato. Recomendado para el crecimiento y fortalecimiento del sistema radicular del cultivo.
  • Abonos potásicos. El sulfato de potasio o la sal de potasio se utilizan a menudo para alimentar los albaricoques. Estos fertilizantes ayudan a aumentar la resistencia al frío y a la sequía de la planta, además de mejorar la palatabilidad del fruto y tienen un efecto beneficioso sobre el crecimiento y desarrollo del cultivo en su conjunto. Generalmente se agrega como parte de una fórmula nutricional.

Reglas de fertilización

Los fertilizantes deben aplicarse en surcos o surcos especiales para no dañar el sistema radicular de la planta.

  • Es necesario comenzar a fertilizar el albaricoque en el segundo año después de la siembra. En el primer año, la planta recibe nutrientes introducidos en el otoño en el pozo de siembra preparado.
  • Todos los fertilizantes deben aplicarse a un suelo prehumedecido para no dañar las raíces.
  • Un albaricoquero debe tener un círculo cercano al tallo con ranuras especiales o un surco externo, donde se aplica la parte de primavera del fertilizante. El diámetro del círculo del tronco cambia según la edad del árbol y debe ir un poco más allá del borde de la copa:
    • 50 cm - para albaricoques de 2 a 5 años;
    • 1 m - para albaricoques de 6 a 10 años;
    • 1,5 - 2 m - para albaricoques mayores de 10 años.
  • El surco exterior del círculo del tronco debe tener 20-30 cm de ancho y 15-20 cm de profundidad. Si desea hacer surcos, tenga en cuenta que la distancia entre ellos debe ser de 30 cm. La profundidad del surco también es de 15- 20 cm. Excavado (si se usan soluciones, primero se debe aflojar la tierra), y luego se cubren las ranuras o la ranura con tierra.

Esquema de alimentación primaveral de albaricoque.

Con el uso regular de materia orgánica, el suelo se vuelve ácido, lo que, a su vez, provoca la fuga de goma del tronco y las ramas del albaricoque (un líquido espeso de color amarillo-marrón fluye continuamente de ellos, que forma crecimientos cuando se seca), por lo que no descuidar los fertilizantes desoxidantes (ceniza, harina de dolomita). Además, la aparición de goma de mascar puede indicar que el albaricoque carece de calcio, por lo tanto, en el período antes de la floración, 2-3 días después de la alimentación general, fertilice su albaricoque con una solución de cloruro de calcio (10 ml por 10 l de agua).

Revisión de fertilizantes para árboles frutales

Como puede ver, fertilizar un albaricoque en primavera es un procedimiento simple que no requiere el uso de ningún medio especial. Basta con realizarlo en el momento adecuado para proporcionar al árbol condiciones favorables para su desarrollo.

  • Impresión

Califica el artículo:

(3 votos, media: 3,7 de 5)

¡Compartir con tus amigos!


Las plantas absorben una gran cantidad de elementos minerales del suelo. En caso de escasez de energía:

  1. el crecimiento se ralentiza
  2. el rendimiento disminuye
  3. las cualidades decorativas se deterioran
  4. las hojas se vuelven cloróticas
  5. aumenta la susceptibilidad a enfermedades y plagas.

Para que los cultivos produzcan abundantes rendimientos, es necesario restablecer el equilibrio de nutrientes. La alimentación primaveral de los árboles frutales, diseñada para impulsar un mayor desarrollo, es de importancia prioritaria.


¿Qué fertilizantes se aplican en el jardín en otoño?

Como parte de la preparación del sitio para el invierno, se utilizan fertilizantes orgánicos y minerales en el jardín. Lo principal es calcular correctamente la dosis de apósitos y cumplir con los términos recomendados.

Orgánico

La fertilización orgánica, introducida en el otoño, le permite aumentar la fertilidad de los suelos y prepararlos para la siembra de cultivos de primavera. Dado que el suelo está en reposo en este momento, los microorganismos beneficiosos tienen tiempo para procesar completamente los componentes de los fertilizantes. La materia orgánica se descompone lentamente y se convierte en humus con el tiempo. Si se usan durante varios años seguidos en el otoño, será posible aumentar las características incluso de los suelos más agotados.

El compost se considera uno de los fertilizantes más fácilmente disponibles para los cultivos. Cuando se introduce en suelos ligeros, es posible retener la humedad en el suelo por más tiempo; cuando se aplica en suelos arcillosos pesados, por el contrario, aumenta la permeabilidad al agua. El abono orgánico se prepara desde la primavera, en este caso hasta el otoño adquirirá las características necesarias y propiedades útiles. Se utilizan 2 cubos de aderezo por metro cuadrado de jardín.

Para la excavación de otoño, se trae estiércol fresco y podrido, en contraste con el de primavera. El amoníaco, que se encuentra en fertilizante fresco y es peligroso para las plantas cultivadas, se desprenderá en la primavera junto con el agua derretida y no dañará las plantaciones. Dependiendo del tipo de suelo en el sitio, utilizan de 2 a 8 kg de estiércol por metro cuadrado de jardín.

Dado que el estiércol de aves de corral es un fertilizante altamente concentrado, debe aplicarse en forma líquida diluida. La concentración más utilizada es 1:20, es segura para los cultivos.

El uso de cenizas de madera, ricas en potasio, es aconsejable solo en suelos arcillosos pesados, en otros tipos de suelos simplemente se lavará con agua derretida y la fertilización no será beneficiosa. Se utilizan alrededor de 2 vasos de fertilizante orgánico por metro cuadrado de área.

Mezclas minerales

Al elegir un fertilizante mineral complejo para su aplicación en el sitio, debe prestar atención a la inscripción en la etiqueta. Como regla general, las formulaciones destinadas al uso otoñal tienen la marca correspondiente. Dichos apósitos prácticamente no contienen nitrógeno, sino que tienen una mayor concentración de fósforo y potasio.

De los fertilizantes complejos, se recomienda prestar atención a las siguientes preparaciones:

  1. Fosfato monopotásico. El fertilizante soluble en agua está destinado a la alimentación de cualquier cultivo.
  2. Borofosk. Además de los componentes principales, la composición contiene boro, calcio y magnesio.


Etapas de alimentación por mes

Cada tipo de árboles frutales y arbustos requiere un enfoque individual. Esto se aplica no solo a la composición de los fertilizantes utilizados, sino también a las etapas de su aplicación. Hay algunos puntos en común que son característicos de cada mes de primavera.

Este mes se realiza la primera alimentación del año. La fertilización se lleva a cabo al comienzo del derretimiento de la capa de nieve.

Para este período, se necesitan fondos con nitrógeno. Estimulan el proceso de vegetación. Es mejor usar formulaciones minerales solubles. Se vierten directamente sobre la nieve que, cuando se derrite, disuelve el fertilizante y lo arrastra hacia el suelo. Es necesario prepararse para tal aderezo en el otoño, habiendo aflojado bien los círculos peri-tallo.

La cantidad de mezcla de nitrógeno para la alimentación depende de la edad de la planta. Para arbustos y plantaciones jóvenes, 40 g de fertilizante son suficientes, un árbol adulto necesita alrededor de 100-120 g del producto.

Deben observarse las dosis recomendadas, ya que un exceso de nitrógeno puede provocar enfermedades fúngicas y debilitamiento de la inmunidad del cultivo.

Si las plantaciones están ubicadas en una pendiente, es mejor aplicar fertilizante más tarde, ya que cuando la nieve se derrite, el fertilizante puede desplazarse. También vale la pena esperar si hay mucha nieve. En este caso, el fertilizante permanecerá en la superficie durante mucho tiempo, por lo que puede evaporarse parcialmente.

Abril

Este mes, la parte caduca de las plantaciones se forma activamente, comienza la floración. En esta etapa, las plantas necesitan potasio y fósforo. Estos elementos fortalecen las culturas y aseguran su normal crecimiento.

El fósforo es fundamental para el fortalecimiento de las raíces, su crecimiento y fijación en el suelo. El potasio activa la aparición de brotes laterales.

El fósforo se puede usar en su forma pura y el potasio es preferible en la composición de mezclas combinadas.

Si el final de la floración es en abril, las plantas deben alimentarse con materia orgánica. Esta alimentación es especialmente importante para los manzanos y perales.

Cuando la planta está floreciendo activamente, puede usar tanto materia orgánica como fertilizantes minerales. Los minerales se pueden aplicar por vía foliar.

Este mes se caracteriza por la formación de ovarios y el inicio del crecimiento de la fruta. En esta etapa, los árboles frutales y los arbustos necesitan materia orgánica. Como fertilizante, es mejor recurrir al compost, estiércol podrido, vermicompost.

En mayo, los fertilizantes se pueden aplicar de varias maneras:

  • excavación
  • mezclar con tierra suelta en el área cercana al tallo
  • mezclar con mantillo (hojas podridas, paja también se utilizan en esta capacidad)
  • incrustado en huecos en el suelo
  • método foliar.

Este esquema de alimentación es generalizado. Se puede cambiar de acuerdo con la región de residencia y las condiciones climáticas en un año en particular.

Nutrición foliar

Mayo es un buen momento para la alimentación foliar de árboles o arbustos de bayas. Las soluciones de nutrientes se preparan de la misma manera que se describió anteriormente, pero la concentración de las sustancias activas debe reducirse.

Las hojas y los brotes jóvenes asimilan rápidamente valiosos componentes minerales, los árboles están bien saturados. Las plantas deben rociarse temprano en la mañana o en la noche, en clima nublado. Si la alimentación foliar se realiza en un día caluroso y soleado, las quemaduras están garantizadas para la planta.

Aún así, el método de fertilización de los árboles en el jardín con raíces es más preferible, porque de esta manera los nutrientes se absorben por más tiempo, la planta recibe gradualmente la porción necesaria de nutrición. La fertilización foliar del jardín es conveniente para los residentes de verano que no viven constantemente al aire libre. la ciudad, y de vez en cuando vienen a visitar su sitio. Los árboles así tratados no necesitan ser regados, lo cual es necesario cuando se introduce materia orgánica o minerales en la raíz.

Labranza de primavera en invernadero

El mejor momento para enriquecer la composición del suelo en el invernadero es a fines de marzo o principios de abril. Para ello, se utilizan complejos potasa-fósforo, estiércol, humus y excrementos de pollo. Para los fertilizantes, es mejor usar humus, ayudará a calentar bien el suelo y a saturarlo con sustancias útiles. Usando fertilizantes minerales de potasio y fósforo, vale la pena seguir las instrucciones y alimentar a las plantas, eligiendo cuidadosamente la dosis, ya que una fertilización incorrecta puede destruir toda la capa de siembra de la tierra.


Reposición de árboles de diferentes edades

Como la alimentación de los albaricoques en primavera, verano y otoño es diferente, también la nutrición de las plantas, dependiendo de su edad, tiene sus propias diferencias. Los troncos jóvenes comienzan a alimentarse a partir de los 2-3 años de vida. La mezcla se prepara a partir de estiércol de pollo (300 g), que se diluye en 20 litros de agua, puede agregarle un poco de turba o compost. Además del fertilizante líquido, se puede alimentar con composiciones secas de 4 kg de humus mezclado con sulfato de potasio (8 g), urea (7 g) y superfosfato (10 g).

Los árboles de 4, 5 años antes de que las flores florezcan se riegan con una solución de sulfato de potasio (1 cucharada. L.), nitrato de amonio (2 cucharadas. L.) En 20 litros de agua. Después de que las flores se caen, se alimentan nuevamente con la misma composición.

Los árboles de 6, 8 años requieren más materia orgánica, se aumentan en 10 kg, también se debe aumentar una porción de fertilizantes minerales: fosfato por 100 g, potasio por 150 g.

Para las plantas de 9 años, la materia orgánica necesita 70 kg, fosfatos - 900 g, salitre - 400 g, potasio - 300 g.

Es así como, manteniendo la estacionalidad y teniendo en cuenta la edad de los albaricoqueros, se puede mantener su correcto desarrollo sano y obtener el máximo rendimiento.


Ver el vídeo: EL HOMBRE QUE ALIMENTABA A LAS ABEJAS, COMO CUANDO Y POR QUE


Artículo Anterior

¿Dónde crecen los cocos?

Artículo Siguiente

Sonidos y versos emitidos por la rejilla: el canto de la rejilla